17.7.06

Fin de la historia



Confirmado el primer diagnostico, debo indicaros que mi presencia en este mundo en breve va a ser algo anecdótico. Y cuando digo "este mundo" es ese mundo que se ve desde la ventana, en el que hay flores, niños con pelotas y ciclistas. Asi que, gracias por todo y espero no veros pronto.

10.7.06

Nausea


El uso y abuso de la neolengua en estos dias me provoca arcadas. Pero como no me parece que este sea el lugar más apropiado para hablar de política, creo que será más edificante contar que he dejado de fumar por prescripción facultativa. Efectivamente, el tabaco, que tanto añoro y que tanto placer me ha dado a lo largo de estos años de fumadora confesa, ha causado algunas disfunciones en mi garganta que requieren un tratamiento ad hoc. Como comportamiento complementario, paso a hacer una vida sana, en dieta, hábitos y costumbres.
Y posiblemente ya tengo un motivo perfecto para probar la miel del sexo entre mujeres: hacerlo antes de morirme.

7.7.06

Besos, anónimos


No os guardo rencor.

6.7.06

En la salud y en la enfermedad



Pues más bien en la enfermedad. Llevo unos dias poseida por un virus que me ha dejado para el arrastre. Y yo, que quería cama, me la han dado pero en otra variedad, como cantaban los de Mecano...Asi que como a mi, con la fiebre, me da por no desvariar, hasta que no esté completamente sana no escribiré ninguna entrada. Espero que mi anónimo amenazante pueda esperar sin que le de un aneurisma y a los demás, que espero flores y bombones tumbada en mi chaiselonge....

30.6.06

El fetiche romántico


No te he pedido que te cases conmigo, que me coloques como autorizada en tus cuentas corrientes. No quiero ir contigo de vacaciones, ni que me cuentes como va tu hija mayor en el colegio. No quiero saber de tus tribulaciones como padre, marido o votante. No quiero que me llames, que me mandes flores, que me dejes mensajes o que te hagas el encontradizo en alguna fiesta. No me felicites por mi cumpleaños, ni por mi santo. No me saludes ni te persignes.
Limítate a seguir lamiendo. No te he pedido nada más.

La vida es competición....






Ella : ¿Que harías si me muriese?
El: Te guardaría luto.
Ella: ¿Durante mucho tiempo?
El: Muchísimo tiempo!
Ella: ¿Por qué?
El: (serio) Porque te quiero y tu perdida seria dolorosa para mi.
Ella: (con una sonrisa). Que bonito. ¿Volverías a casarte?
El: No
Ella: (con expresión dolida) ¿Por que no? ¿No te gusta estar casado?
El: Si que me gusta
Ella: ¿Entonces si que te volverías a casar?
El: (carraspea) Creo que después de haberte guardado luto durante el tiempo suficiente y mi vida volviese a tener sentido, sí.
Ella: ¿También dormirías con ella en nuestra cama?
El: Es de suponer, no?
Ella: ¿Reemplazarías mi foto por la de ella en la mesilla de noche?
El: Pondría las dos fotos
Ella: ¿También tendrías sexo con ella? ¿En nuestra cama?
El: (bebiendo un sorbo de café) Seguramente llegaríamos a eso. Sí.
Ella: ¿Jugarías también al golf con ella?
El: Si, lo haría
Ella : ¿Le darías mis palos?
El: No, es zurda.
Ella : ¿¿¿Como???
El: Mierda...





29.6.06

Banda Sonora







MUDARRA: Fantasía X (1’50”). H. Smith (vihuela). NEBRA: Viento es la dicha de amor (Frag.) (5’). Capilla Peñaflorida y Ensemble Baroque de Limoges. Dir.: C. Coin. SOLER: Sonata en Re mayor, SR 84 (3’12”). R. Puyana (clv.).

28.6.06

Pequeñeces



Nunca pienso "a lo grande". Mis metas son pequeñas. Descofío de las enciclopedias, que tienen una respuesta para todo. Prefiero un cuento, un poema, una frase, que permitan mil respuestas. Me gustan los apartamentos soleados más que los adosados con jardín y las villas con fuentecita. Me gustan los utilitarios y las cajas pequeñas de bombones. Me gustan los sorbos cortos, pero los besos largos.

Me gusta lo pequeño con rubor, anticipo de lo grande que venga.

A vueltas con lo de siempre


Ayer, mientras este pais estaba paralizado asistiendo al habitual espectáculo futbolístico de la selección española, y los ciudadanos anónimos se mesaban los cabellos y blasfemaban en arameo como consecuencia de dicho espectáculo, yo estaba a lo mio.
Sobre la mesa habia colocado todo lo necesario, es disposición marcial, para poder pasar la noche, para encontrarme conmigo misma. Para superar ese saco de frustraciones que me acompañan y del que no consigo librarme ni a la de tres. Una visión de la mesa hubiera causado escándalo, e incluso estuve tentada de hacer alguna foto. Pero no es tampoco cuestión de recrearse en la faena dejando testimonios gráficos.
Los cubitos de hielo perlaban el cristal de una jarra de te con menta, y junto a ella, los Ensayos de Miguel de Montaigne. Y de los Ensayos, un párrafo selecto:
" No es que el sabio no pueda vivir contento en cualquier parte, incluso en medio del gentío de un palacio; pero si le das a escoger, huirá, según dice, incluso de esa visión. Soportará esto, si es preciso; pero si de él depende, elegirá lo otro. Parécele no haberse desecho lo bastante de los vicios, si ha de codearse con los del prójimo. "
Diría que luego me metí una raya, me tome media botella de ginebra y me masturbé violentamente mientras tenía fantasias bisexuales o abiertamente lésbicas hasta agotar la pila de mi vibrador ( el nº siete, color rosa, una concesión a los colores sexistas). Pero sólo sería por vanidad ( o por compasión), para que algún lector de este blog pudiera sentirse superior. O tuviera un motivo para crear alguna fantasia sexual.
Y no es el caso.